+55 4000 0980 informes@jdr.mx Empieza a planear
Música

7 canciones inspiradas por la muerte de un ser querido

7 canciones inspiradas por la muerte de un ser querido

No importa cuando llegue, la muerte de un ser amado siempre es dolorosa y difícil de asimilar. Estás siete canciones fueron inspiradas por la pérdida y nos pueden ayudar a explicar lo que sentimos cuando alguien a quien queremos se va.

A veces, cuando sufrimos una pérdida, el dolor se vuelve realmente indescriptible.

No bastan las palabras, ni las ideas, ni las miradas para empezar a expresar lo que sentimos. Algo nos abruma, nos oprime y todos y cada uno de nuestros pensamientos terminan por llevarnos una y otra vez al mismo sitio: la ausencia enorme del ser querido que se ha ido.

A veces, cuando sufrimos una pérdida, el dolor se transforma en creación. Una fuerza oculta, hermosa y maravillosa, en la que se conjuntan los sonidos con las imágenes, el lenguaje con las emociones, y las lágrimas con esos recuerdos a los que volveremos una y otra vez para buscar consuelo.

En ese estado, algunos artistas son capaces de crear las canciones más hermosas; piezas que cautivan por su honestidad, su fuerza, su ternura, su tristeza y, a veces, su enfado. Estas 7 canciones hablan de la muerte y del dolor, pero también de la vida y de todo aquello que sentimos los que aún quedamos de este lado.

1. TEARS IN HEAVEN (ERIC CLAPTON)

Tras el trágico y prematuro fallecimiento de su hijo Conor, el 20 de marzo de 1990, Eric Clapton se recluyó durante meses tratando de encontrar la fuerza para seguir adelante. El pequeño de 5 años había caído accidentalmente de la ventana del piso 50 de un edificio en la ciudad de Nueva York, dejando a sus padres totalmente devastados. Incapaz de sentarse a terminar de componer la música que le habían encargado para la película Rush, Clapton pidió ayuda al compositor, Will Jennings, y juntos escribieron la canción en la que vertió todo el dolor que sentía. Imposible escucharla sin conmoverse, la versión acústica de esta canción ganó el Grammy a la Mejor Canción del Año en 1991.

2. I’LL BE MISSING YOU (PUFF DADDY, FAITH EVANS Y 112)

El 9 de marzo de 1997 el cantante, productor y rapero Notorius B.I.G., salió de la ceremonia de premiación de los Soul Train Music Awards para regresar a su casa. Eran las 00:45 horas y la calle estaba repleta de gente. El músico conducía una Suburban negra y en un semáforo un Chevorlet Impala se le emparejó para abrir fuego en su contra, arrebatándole la vida y truncando una prometedora carrera cuando tenía tan solo 24 años.

Devastados ante la pérdida, Faith Evans (su viuda) y Sean Combs (uno de sus más cercanos amigos) compusieron está canción basándose en el ya mítico riffde guitarra de Every Breath You Take de The Police.

Sentida, hermosa y sensible, para muchos la canción se convirtió de inmediato en un himno que entonamos en honor de aquellos que se han ido.

3. BASTA DE LLAMARME ASÍ (VICENTICO Y LOS FABULOSOS CADILLACS)

Su nombre era Tamara y falleció de una sobredosis de cocaína en el año de 1985. Ella era hermana de Gabriel Fernández (mejor conocido como Vicentico) y su muerte inspiró al vocalista de Los Fabulosos Cadillacs a escribir una canción hermosamente desgarradora en la que le pide que deje de llamarlo, en donde sea que se encuentre, y le promete que él llegará a su lado cuando llegue el momento. Vicentico tenía solo 17 años cuando la compuso y durante mucho tiempo ni siquiera sus compañeros de grupo supieron a quién estaba dedicada. La canción apareció en el álbum Bares y Fondas de los Fabulosos y a la fecha sigue cautivando por su fuerza, su honestidad y una emoción que resulta imposible de contener.

4. SUPERMARKET FLOWERS (ED SHEERAN)

Esta canción forma parte del álbum Divide del cantante, compositor, guitarrista y actor británico, Ed Sheeran, y es una sincera confesión de lo que sintió cuando su abuela murió. La cama vacía de un hospital, un libro lleno de fotografías de antaño, las flores compradas en el supermercado para alegrar una decaída habitación y las lágrimas que brotan con cada parpadeo. Una canción hermosa en la que Sheeran imagina a su abuela convertida en un ángel con la forma de su madre. Se siente como un abrazo en ese difícil momento.

5. WAKE ME UP WHEN SEPTEMBER ENDS (GREEN DAY)

Escrita por Billie Joe Armstrong, vocalista de Green Day, esta canción fue inspirada por la muerte de su padre y formó parte del álbum American Idiot. Billie la escribió 20 años después del deceso y habla de la pérdida de la inocencia que la muerte trae consigo. El video, protagonizado por Jaime Bell y Rachel Wood, narra la historia de una joven pareja dividida por la decisión de él de enlistarse en el ejército para ir a pelear a Afganistán, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. La canción sigue siendo considerada un himno para los caídos en cualquier tipo de batalla…

6. EN CAMBIO NO

“¿Ahora dónde estás?”, la pregunta que tantas veces nos hacemos tras la pérdida de un ser querido sirve como punto de partida para que Laura Pausini le llore a su abuelita. Los recuerdos que llueven, las intensas sensaciones, las risas, las cosas que uno quisiera poder contarle al ser que se fue, y el deseo de poder soñarlo una vez más para sentirlo cerca otra vez. La canción forma parte del álbum Primavera anticipada de la cantante italiana.

7. GHOSTEEN (NICK CAVE AND THE BAD SEEDS)

El 14 de julio Arthur, el hijo adolescente de Nick Cave, cayó desde un desfiladero en Inglaterra y perdió la vida. El cantante trabajaba en ese entonces en el álbum Skeleton Tree que quedó impregnado del dolor que sentía. Sumergido en el duelo, el australiano siguió escribiendo música y creó Ghosteen un disco de 68 minutos en el que explora todo lo que significa la pérdida. Oscuro, intenso, pero extrañamente redentor, Ghosteen es como un lamento; el aullido desgarrador que dejamos ir cuando alguien a quien amamos se ha ido.

Estas son solo algunas de las canciones en las que seres sensibles han expresado su sentir en torno a la muerte. Escucharlas es acercarse a ellos, a su dolor, a sus emociones, a su proceso de duelo. Escucharlas es al mismo tiempo abrazarlos y recibir de ellos un cálido abrazo en ese difícil momento.